El circuito de Jerez de la Frontera ha acogido esta semana la segunda ronda de entrenamientos de las GP2 Series, categoría antesala de la Fórmula 1. El piloto español Daniel Juncadella ha participado en sendas jornadas de la mano de la escudería italiana Rapax con buenos resultados y una rápida adaptación al coche y la categoría. El mejor crono del día para el español ha sido el undécimo a 0.849 del primer clasificado y a tan solo media décima de su compañero de equipo, el ya veterano Stefano Coletti.

Tras los test en Barcelona hace tres semanas donde logró rodar regularmente en el top 3, en esta ocasión ha costado algo más encontrar un set-up adecuado a esta pista, por lo que han aprovechado para probar diferentes parámetros y asimilar la máxima información posible en este ámbito. Para acabar el día, tanto Coletti como el piloto de HWA Mercedes han completado un total de veintidós vueltas a modo de simulación de carrera donde han demostrado el punto fuerte del coche siendo los más rápidos y constantes en tandas largas.

“Han sido unos test positivos, hemos probado de todo y he aprendido mucho más del coche. Al principio hemos tenido problemas para encontrar la mejor puesta a punto para este circuito. En cuanto a lo que vuelta rápida se refiere hemos estado un poco lejos de la cabeza, pero en la simulación de carrera, tanto mi compañero como yo hemos sido los más rápidos y constantes, y eso es también muy importante.” - sentencia el piloto de Astana camino ya de vuelta a Barcelona.

Acerca de Rapax

La escudería italiana Rapax (originariamente GP Racing, más tarde conocida como Piquet Sports), fue fundada en 1997 compitiendo en la Formula 3000. Recalaron en las GP2 Series el 2010, ya con el nombre de Rapax, año que se llevaron tanto el título de constructores como el de pilotos de la mano del venezolano Pastor Maldonado (Actualmente en Williams F1).